Crisis en Paraguay por muerte de menores de edad en campamento del EPP

Las menores contaban con la nacionalidad argentina y fallecieron el pasado miércoles en dos enfrentamientos en el norte del país.


Por: EFE – BLU Radio

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, solicitó este lunes a través del Ejecutivo una reunión al Congreso y de carácter reservado para ofrecer de forma detallada un informe sobre el cuestionado operativo de la semana pasada contra la guerrilla, en el que murieron dos niñas de 11 años.

Las menores, que contaban con la nacionalidad argentina y serían hijas de algunos líderes de la guerrilla, fallecieron el pasado miércoles en dos enfrentamientos en el norte del país entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, hizo el anuncio en una breve declaración a los medios en la que explicó que con la sesión legislativa se busca «transparentar todo el procedimiento de la Fuerza de Tarea Conjunta, considerando que como institución no tenemos nada que esconder».

Tras esa comparecencia, el presidente del Congreso, Oscar Salomón, dijo a un medio local que la sesión será el miércoles y que en la misma serán citados el ministro de Defensa, el de Interior, la titular de la Fiscalía General y responsables de la FTC, entre otros.

Las consecuencias del operativo han provocado el rechazo de los principales partidos de la oposición, que a su vez hacen énfasis en los procedimientos posteriores de la Fiscalía y las diferentes versiones que se dieron sobre la edad de las víctimas.

Las menores fueron enterradas sin haber sido identificadas, y horas después de su fallecimiento, en el cementerio municipal de Yby Yaú, cerca de la zona donde se produjeron los choques, en un campamento guerrillero situado en un área boscosa.

La Fiscalía ordenó además la quema de las prendas que vestían las menores, con el protocolo contra la COVID-19 como justificante, que también fue utilizado para la celeridad en la sepultura.

En un análisis forense antes de ser enterradas, el forense encargado estableció la edad de las víctimas en entre 15 y 17 años.

Sin embargo, el viernes el Gobierno argentino confirmó que las menores tenían 11 años y que tenían nacionalidad argentina.

Estas edades fueron ratificadas por la Fiscalía paraguaya el sábado, tras un segundo análisis forense realizado en Asunción, donde fueron trasladados los cuerpos tras ser exhumados por orden del Ministerio Público.

No obstante el Gobierno afirma que las niñas nacieron en Paraguay y que crecieron en Argentina, desde donde salieron en noviembre pasado para visitar a sus padres en el campamento guerrillero, según señaló el sábado uno de los fiscales del caso.